Noticias de Líbia – 13 de Abril de 2011

Publicado: 13 abril, 2011 en Diario Democrático

El ministro desertor de Gadafi viaja a Catar para mediar con los rebeldes.

Musa Kusa, exministro de Exteriores del régimen de Muamar el Gadafi que el pasado 30 de marzo desertó a Reino Unido, viajó ayer a Catar con el beneplácito del Gobierno británico. Kusa se verá allí con líderes de los rebeldes coincidiendo con la reunión del Grupo de Contacto creado recientemente para seguir la crisis de Libia. ¿Para unirse a ellos? Más parece que para mediar entre los rebeldes y Gadafi.

Su viaje ha causado enorme sorpresa en Reino Unido, en parte debido a la ambigüedad de su situación legal. El Gobierno británico ha insistido en que el antiguo lugarteniente de Gadafi se refugió en suelo británico de forma voluntaria y no va a recibir inmunidad. Pero cada vez parece más claro que tampoco le hace falta.

La OTAN y una veintena de países acuerdan financiar a los rebeldes libios.

El Grupo de Contacto sobre Libia decidió este miércoles en Doha poner en marcha un “mecanismo de financiación temporal” para ayudar al Gobierno rebelde de Bengasi, que controla el este del país africano. El objetivo es “mantener los servicios básicos” en esta zona, según explicó el ministro británico de Asuntos Exteriores, William Hague.

El Grupo de Contacto afirmó que es necesario que Muamar el Gadafi renuncie para que “el pueblo decida su futuro y comience un proceso político”. Así lo anunció el ministro qatarí de Asuntos Exteriores, el jeque Hamad bin Yasim bin Yaber al Zani, flanqueado por Hague y el italiano Franco Frattini.

Por su parte, el jefe de la diplomacia francesa, Alain Juppé, señaló que el objetivo del Grupo de Contacto es llegar a un “alto el fuego” con la condición de que Trípoli se retire de las ciudades controladas por los rebeldes.

Italia manifestó su deseo de armar a los rebeldes, un tema delicado que también se discute en Doha. Estados Unidos ya dio su visto bueno a esta iniciativa. Sin embargo, otros, como la OTAN, la rechazan, pese a que el secretario general de la Alianza Atlántica,Anders Fogh Rasmussen, admitió sin rodeos que el operativo militar actual no es suficiente para poner fin al conflicto.”Necesitamos poner en marcha un proceso político”, dijo.

El Reino Unido, junto a Francia, se ha mostrado estos días muy crítico con la operación ‘Protector Unificado’ de la Alianza Atlántica, ya que, a su juicio, no está contribuyendo a proteger lo suficiente a la población civil. Hague recordó que el Consejo de Seguridad de la ONU fijó un embargo de armas para toda Libia, pero añadió que “en ciertas circunstancias es posible, de acuerdo con esas resoluciones, proveer a la gente con los medios para que se defienda a la población civil”.

Londres y París piden más contundencia en Libia.

D Francia y Gran Bretaña han pedido a sus socios europeos una mayor contundencia en la misión de la OTAN en Libia, pero la mayoría han respondido con gestos de reticencia. Italia y España, a la cabeza, han respaldado la versión de que el papel de la Alianza Atlántica está siendo «excelente» en estos momentos. Aunque se espera que este será el asunto central del Consejo Atlántico de ministros de Defensa que está previsto este jueves en Berlín, en la reunión de ministros de Exteriores europeos celebrada ayer, el jefe de la diplomacia británica William Hague pidió a sus colegas «intensificar sus esfuerzos» para hacer avanzar la misión contra el régimen de Gadafi. El ministro francés, Alain Juppé, declaró: «La Alianza Atlántica quiso ejercer el mando de la operación militar. Así que ahora esperamos que (el secretario general) Rasmussen cumpla su papel» e impida a Gadafi que use armamento pesado contra los rebeldes. «Francia es el principal contribuyente a esta misión, por lo que

esperamos que otros países acepten darnos el relevo».

Sin embargo, el titular italiano, Franco Frattini, dijo a la salida del Consejo de ministros de Exteriores que considera que la OTAN «lo está haciendo muy bien hasta ahora». El secretario de Estado de Asuntos europeos, Diego López Garrido, señaló por su parte que, «si fuese necesario», podría estudiarse un incremento de la potencia militar empleada en Libia, pero que, en estos momentos, consideran que «las cosas se están haciendo muy bien».

Mahmud Jibril, representante del Consejo de Transición libio asistió a la reunión del Consejo de ministros, y explicó sus planes de llevar a cabo un proceso constituyente y una elección presidencial en seis meses a partir de la salida de Gadafi.

Acerca de una posible operación humanitaria en la ciudad portuaria de Misrata, los ministros acordaron mantenerse a la espera de lo que decidan las Naciones Unidas.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s